Francisco Canals momentos antes de su ponencia en Foro 7.

A Francisco Canals no le gustan las conferencias grises y aburridas.  Le gusta ir al grano y hablar en un lenguaje didáctico, práctico  y entendible a todo el mundo. Esta charla ha sido especialmente preparada para los socios de Foro 7. No contenía terminologías técnicas, (ese es otro tipo de conferencia dirigida a los informáticos profesionales). Canals alabó muy mucho,  el grado de tecnología que disfrutamos en la actualidad, los logros gracias a ella, los beneficios que ha reportado a la población y, en definitiva, el mundo que se ha abierto ante nosotros  durante los últimos diez años, tanto en telefonía móvil como en los últimos modelos de ordenadores personales y sus capacidades.  Un salto de gigante, impensable en los últimos 17 años que llevamos del presente siglo. Bien. Muy bien.  Esta es la cara A de la tecnología.

Y esta la cara B.  Conviene conocerla, decía Canals, porque  es interesante saber  el lado oscuro  y misterioso que también tiene la tecnología.

Sabemos a ciencia cierta que más de una vez nos hemos preguntado si alguien está “sacando provecho” cuando llamamos a  algún familiar por el móvil, o mantenemos alguna conversación de negocios, o alguna que otra actividad. ¿Es seguro publicar en Facebook? ¿Existen organizaciones que están leyendo mis datos y mis publicaciones al objeto de sacar provecho de ello? ¿En qué medida?  Lo mismo sucede con Whatsapp o Google. Las redes sociales son gratuitas. No nos cobran nada. ¿Seguro que no…?

Toda una serie de interrogantes que Canals trató a lo largo de su ponencia, sembrando, unas veces la inquietud, otras la preocupación y otras, una cierta tranquilidad entre los asistentes cuando sabían que es lo que NO tenían que hacer al acceder a cualquier Red Social.

El motor de búsqueda más importante es Google, decía Canals. Maneja cada día una media de trescientos mil millones de búsquedas, traducidas a miles de millones de datos. Datos que enviamos nosotros, que Google guarda en un “pequeño apartado” especialmente para ti, que consultas diariamente a esta red social, y que al cabo de un tiempo, Google sabe quién eres, donde vives, quienes son tus familiares, donde viven, cuáles son tus gustos, tus aficiones, etc. En definitiva, le has dicho a Google cuál es tu perfil, (como se dice ahora) en esas consultas que has ido haciendo a lo largo del tiempo. Y los mismo para las demás redes sociales, sólo que a menor escala.

El correo electrónico también ocupó buena parte de la ponencia de Francisco Canals. Tanto los encriptados como los que no, son datos que manejan las grandes corporaciones en inmensas bases de datos, vendibles posteriormente al mejor postor.

Los cuatro pilares a los que Canals dedicó el mayor tiempo fueron Google, Facebook, Twitter y Whatsapp. Las dos primeras facturando miles de millones de euros al mes y las dos últimas dedicadas a lo que ya sabemos.

Difamar o arremeter contra personas e instituciones es fácil.  Francisco Canals es  -entre otras cosas – director de “Identidad Legítima”, una empresa consultora dedicada a la defensa de la reputación digital en Internet. Por eso, el gabinete de Francisco Canals, especializado en “ciberdelitos”, busca, localiza y señala de donde procede dicho ciberdelito. Esta es su dirección electrónica: http://www.fcanals.com/francisco-canals-biografia/

Muchísimas empresas, políticos, artistas y gente de distinto ámbito social consultan cada día con el gabinete de Canals.

Es lo que toca. Son los tiempos que corren actualmente. Nada, comparado con lo que tiene que venir (tecnológicamente hablando).

Canals volverá a Foro 7 en un futuro para advertirnos qué es lo que NO tenemos que hacer cuando accedemos a redes sociales o simplemente a Internet.