Un José María Doria ávido de enseñarnos a cómo caminar y compartir. Sobre todo a compartir. Su ejemplo de “el observador” y lo “observado” atrajo la atención del público asistente a su ponencia “La revolución de la Consciencia”. No sería la única vez que Doria visitaría Foro 7.

Su charla dejó un buen sabor de boca y un público que reclamó de nuevo su presencia en la tribuna de los librepensadores.